Top
Mujer

Ademys en el 32° ENM

Ademys en el 32° ENM

En una nueva edición del Encuentro Nacional de Mujeres que convoca a miles cada año, una delegación de Ademys se hizo presente participando activamente de los talleres acercando la política del sindicato como una valiosa experiencia de lucha y democracia sindical. Se dieron importantes debates sobre el rol de los sindicatos en la representación de les trabajadores de la educación, por la defensa de la escuela pública, exigiendo el aumento y nacionalización del presupuesto educativo y denunciando la política de ajuste y deterioro del Sistema Educativo vía el Plan Maestro y Secundaria del Futuro. Compartimos la sistematización de los trabajos de aula Tiza en Mano que se constituyen en una importante herramienta de referencia para los/las docentes que buscan propuestas para abordar Educación Sexual desde una perspectiva de género. Y las experiencias de lucha que significaron una conquista para las docentes trabajadoras de la educación, logrando la incorporación de la Licencia por Violencia de género a nuestro Estatuto Docente. En ese marco también nos llevamos enormes aprendizajes sobre la realidad y las experiencias de organización y lucha de miles de mujeres atravesadas por este sistema que nos oprime como mujeres trabajadoras.
El Encuentro se desarrolló con la participación de un número muy inferior de mujeres, en relación a la masividad actual del movimiento de mujeres en el país y a los inmensos Encuentros anteriores. Denunciamos la intención deliberada de la Comisión Organizadora de vaciar el Encuentro, y convertirlo en un espacio de participación testimonial en lugar de impulsarlo como un ámbito de lucha de cara a las enormes peleas que mujeres de todo el país llevamos adelante. En contra de los femicidios, la violencia hacia las mujeres, por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, por el desmantelamiento de las redes de trata, por educación sexual en todas las escuelas con perspectiva de género, entre otros. La sede del próximo Encuentro, lejos de modificar esta política, la profundiza aún más llevando el Encuentro a la provincia de Chubut alejando la disputa del centro político del país. 
 
Al finalizar las dos jornadas de trabajo en los talleres, participamos de la tradicional marcha de cierre tal como lo discutimos y votamos durante los días que estuvimos en Chaco. Fuimos parte de la movilización alternativa que pasó por la Catedral y Casa de Gobierno porque creemos que es fundamental que el Encuentros visibilice quiénes son los responsables políticos de la vulneración de derechos, la escalada de violencias hacia las mujeres y la consecuente falta de respuesta. Al finalizar, desconcentramos con la clara voluntad de volver a nuestra ciudad continuando la tarea de seguir enfrentando este sistema machista que nos oprime. Y fortalecer la pelea contra el gobierno nacional y los gobiernos provinciales que por medio de las instituciones del Estado, las leyes que votan, la falta de presupuesto y la connivencia con la Iglesia sostienen situaciones de opresión y violencia.
 
El Encuentro que se desarrolló en un clima ameno y fraterno, se vio empañado por el accionar de grupos machistas y de derecha que al finalizar el Encuentro (el día lunes) atacaron en la plaza principal de Resistencia y alrededores a mujeres que participaban del mismo. Desde Ademys repudiamos enérgicamente la agresión sufrida tanto física como verbalmente -tirando piedras, con insultos, atropellándolas con motos, atacando con palos y cuchillos- que dejaron un importante saldo de heridas que fueron trasladadas a hospitales y otras tantas que debieron refugiarse en casas particulares y comercios de la zona. Denunciamos el accionar cómplice de la policía de Chaco que no actúo en resguardo de las mujeres, cuando era de público conocimiento que este grupo se estaba organizando vías redes sociales. El Gobierno y las fuerzas de seguridad que le responden tenían todos los elementos para anticipar y prevenir estos ataques, el gobierno de Peppo y Capitanich son responsables directos de esta violenta agresión vía su inacción cómplice con estos grupos.
 

Nos falta un largo camino por recorrer, invitamos a todas/os a transitarlo juntas/os. La/os esperamos en Ademys para seguir desarrollando las discusiones y participar nuevamente el próximo año.