Top
Plan de lucha

Después del paro de no inicio, decidimos cómo seguimos.

El paro del 31 de julio impulsado por Ademys y decidido en la Asamblea Unificada y la importante movilización de ese día al Ministerio de Educación fue la expresión de la necesidad de las y los docentes de Caba de sostener un plan de lucha por el salario y que enfrente las políticas de ajuste del Gobierno.
Entrado el mes de agosto, el Gobierno de la Ciudad no pudo cerrar la paritaria porque las y los docentes rechazamos el 21,5% de aumento en tres tramos que finalizan en noviembre, las cifras en negro en el salario y nos negamos a una propuesta que mantiene el salario inicial por debajo de la línea de pobreza.
A siete meses de su inicio, el conflicto docente está lejos de cerrarse y cada vez se suman nuevos elementos. El gobierno pretende avanzar con una reforma educativa de ajuste, inconsulta y que destruye la educación pública. Desde las escuelas, nos mantenemos movilizados y dispuestos a la lucha.
La resolución 2307/2017 que establece el traspaso de Idiomas de la Dirección de Primaria a la Gerencia Operativa de Lenguas en Educación movilizó especialmente a las/os docentes de idiomas que hace un mes sostienen asambleas, volanteadas, petitorios y materiales. Se sumaron al paro de no inicio y participaron de la movilización visibilizando y rechazando en forma categórica este avance que pretende dejarlos por fuera del Estatuto, que pone en riesgo la estabilidad, y el acceso transparente a los cargos y al ascenso.
La reforma de media, el Plan Maestro, las evaluaciones externas, son algunas de las expresiones más graves de la política del Gobierno que nos plantean la necesidad de seguir organizados y en la calle.
Los otros sindicatos han dejado pasar más de un mes y no han tomado el paro de no inicio que significó una oportunidad para enfrentar al gobierno y dar continuidad a la lucha. Desde Ademys queremos ser claros, no es con medidas a cuenta gotas que lograremos enfrentar al gobierno. Por eso desde Ademys planteamos al conjunto de la docencia la necesidad de dar continuidad al plan de lucha con paros progresivos y movilizaciones que nos permitan lograr nuestras reivinidicaciones.
En ese sentido proponemos que se discuta la convocatoria a paro el 22 de agosto, en el marco de la convocatoria a la marcha de la CGT, para permitir una concurrencia masiva a la movilización denunciando los despidos, la represión y la política de ajuste a los trabajadores. Y exigiendo a la burocracia el cese de la tregua.
Como es característico de Ademys, y como lo hemos hecho durante todo el conflicto, impulsamos la Asamblea Unificada para definir la continuidad del plan de lucha.

Dada la convocatoria a Plaza Mayo por la aparición con vida de Santiago Maldonado, la Asamblea Unificada se convoca para el martes 15 a las 18 hs en la Escuela N°3 DE 7. Rivadavia 4817 esq. Campichuelo.