Top
NoticiasSalarios

Octubre: nuevo cobro más problemas

Con el cobro del mes de Septiembre se repitieron todos los problemas que desde Ademys venimos denunciando: un salario insuficiente que no respeta la antigüedad, que contiene sumas en negro y que se desvaloriza aún más a partir de la hora 30 (ver grilla).

A todos estos problemas y otros que venimos denunciando, se sumaron 3 nuevos: el aumento del impuesto a las ganancias, los descuentos en el “Adic. no remu. trans” y la falsa jerarquización de los directivos.

Descuentos en el “Adic. no remu. trans”

El “adicional no remunerativo transitorio” reemplaza al pago del Fo.Na.In.Do. (Fondo Nacional de Incentivo Docente). Como el Fo.Na.In.Do. lo paga Nación pero con meses de atraso (por ejemplo un docente que ingresa hoy al sistema tarda por lo menos 6 meses en comenzar a cobrarlo de manera “correcta”) el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires lo pagaba con fondos propios en el ítem “Adic. no remu. trans” y, una vez que comenzaba Nación a hacerlo, el GCBA dejaba de abonarlo.
Sin embargo, este mes el Gobierno de la Ciudad ha decidido hacerle pagar a los docentes el atraso con el que Nación gira los fondos. De esa manera, en lugar de que Nación le pague a Ciudad lo abonado por el ítem “Adic. no remu. trans”, se lo descontaron a los docentes con el argumento de que luego se lo pagará Nación. De esta manera, generan un atraso en el cobro que perjudica a los docentes, con el agravante de que lo abonado los distintos meses por ese ítem fue descontado todo junto este mes. Rechazamos esta forma de pago que conlleva atrasos en los cobros de los docentes y más cuando el argumento es que Nación paga trimestralmente y con atraso. Mucho más aún cuando ambos gobiernos son del mismo signo político. No naturalizaremos los atrasos en el cobro ni aceptaremos argumentos burocráticos que siempre perjudican a los docentes.

Impuesto al salario

Mediante el llamado “Impuesto a las Ganancias”, el gobierno se queda con una parte del pago que percibimos como resultado de nuestras jornadas de trabajo. No es un impuesto a la ganancia empresarial sino un impuesto al salario de los trabajadores. Por esto desde Ademys sostenemos que no se trata de modificar los montos sino que debe eliminarse este impuesto sobre el salario. Este mes, pese a las promesas de campaña, volvieron a aumentar los descuentos en este ítem y cada vez más docentes lo pagan, a pesar de que el “acuerdo salarial” (rechazado por Ademys) de este año fue menor a la inflación.

Jerarquización de directivos

Como parte de la serie de problemas salariales, con el sueldo de septiembre, los directivos recibieron un aumento diferenciado que no sólo no da respuesta a los reclamos presentados sino que, de forma intencionalmente confusa, busca generar divisiones incluso entre cargos de igual jerarquía.
El mismo gobierno que desvaloriza a las conducciones escolares, buscando paralelizar sus funciones con personal administrativo, echándole la culpa de los problemas de cobro y quitándole poder de decisión, impuso un pago diferenciado equivalente al 7,5 % del sueldo básico que en gran medida fue absorbido por el impuesto al salario (Ganancias)