Top
Destacados

¡NO A LAS EVALUACIONES EXTERNAS!

Estudio TALIS: Una encuesta que busca legitimar el ajuste

La docencia bajo la lupa (de los que destruyen la escuela pública)

Dentro de la batería de más de una docena de exámenes locales, nacionales e internacionales con los que el gobierno porteño va minando de manera externa la agenda educativa, se halla la “encuesta” TALIS (Teaching and Learning International Survey, por su sigla en inglés). Este examen, al igual que las pruebas PISA, proviene de la OCDE, organización multilateral capitaneada por los países más poderosos de occidente que desde hace medio siglo promueve reformas y políticas de ajuste sobre los y las trabajadores a escala global. La encuesta TALIS se centra sobre “prácticas y percepciones” de docentes y directivos, y se realiza con una periodicidad de tres o cuatro años desde 2008. La muestra de este año para nuestra ciudad prevé aplicar la encuesta en 200 escuelas primarias (docentes de 1º a 6º grado y directivos) y 150 escuelas medias (docentes de 1º y 2º año, y directivos) de establecimientos públicos y privados entre el 2 y el 13 de octubre. Este año “participan de esta edición del estudio 43 países, tres ciudades (Buenos Aires, Shangai y Taipei) y una provincia (Alberta, Canadá).

Leer más

VIENEN POR LA ESCUELA PÚBLICA Y POR NUESTRO ESTATUTO:

RECHACEMOS NUEVAMENTE LAS EVALUACIONES EXTERNAS

Durante la semana del 8 al 11 de agosto, personas contratadas por el Ministerio de Educación de la Ciudad concurrirán a todas las escuelas a tomarles la evaluación censal a los chicos de séptimo grado en el operativo FEPBA.

Desde Ademys rechazamos este tipo de evaluaciones porque:

– Son evaluaciones estandarizadas que no tienen en cuenta las particularidades de cada alumno, de cada grupo y de cada escuela. En este sentido, van en contra del enfoque del Diseño Curricular que permite que cada maestro haga un recorte particular de contenidos y evalúe a sus alumnos con muchas más herramientas que una evaluación escrita.

– La evaluación es anónima para los alumnos pero no para las instituciones. Hace unos años el actual Ministro de Educación Nacional ha dicho que se podría premiar con incentivos a las escuelas que obtengan mejores resultados. Consideramos que los premios y castigos no deben ser el motor que guíe el aprendizaje. De hecho, en los países donde se han aplicado – donde desde hace años se realiza este tipo de evaluaciones y se arman rankings según los resultados obtenidos- se ha reconocido que las mismas empeoran la enseñanza y el aprendizaje porque los maestros  enseñan para aprobar estas evaluaciones y no para que los alumnos construyan verdaderos aprendizajes.

– Estos operativos implican al Ministerio una enorme inversión de dinero en la elaboración de las pruebas y en la contratación de quienes las toman y corrigen, que podría ser usada para construir nuevas escuelas, resolver problemas de infraestructura, aumentar el sueldo docente, invertir en materiales y capacitaciones, etcétera.

 

-Estos operativos, tal como el “Aprender”, tienen una función implícita: culpabilizar a la escuela pública y sus docentes por los problemas estructurales del sistema educativo que los propios funcionarios vacían día tras día. Detrás de estos operativos, como en el “Plan Maestro”, se escudan las políticas de ajuste que pretenden terminar con el estatuto docente, instalar en el mediano plazo el salario por mérito, elaborar ránkings de escuelas.

Por todos estos motivos desde Ademys rechazamos las evaluaciones y proponemos conversar en cada escuela con las familias para que no autoricen a que sus hijos participen de las mismas.

Para descargar una sugerencia modelo de carta a las familias y no autorización estudiantes ingresar aquí.