Un nuevo Femicidio conmueve a Córdoba – Basta de violencia contra las mujeres

María Eugenia Lanzeti, docente del jardín maternal “Estrellitas Traviesas” en la localidad de San Francisco, Córdoba, fue asesinada por su ex pareja, Mauro Bongiovanni, responsable de la firma local Bongiovanni Hnos SH., fábrica de conservadoras termoplásticas. La agresión que terminó con la muerte de la docente de 44 años se produjo delante de los alumnos. Bongiovanni tenía una orden de restricción en su contra. La mujer ya había denunciado con anterioridad hechos de violencia y tenía un botón antipánico desde septiembre, aunque no llegó a activarlo.

En Argentina, una mujer es asesinada cada 36 horas, por el sólo hecho de ser mujer. Lo que demuestra que este no es un caso aisalado, sino una práctica “cotidiana” en nuestro país.

Sin embargo y pese a lo anterior, ni el gobierno nacional, ni la oposición patronal, llevan en su agenda los derechos por las mujeres trabajadoras y la lucha efectiva contra todo tipo de violencia.

Este aberrante hecho pone nuevamente en debate el tema de la violencia hacia las mujeres.

Desde Ademys exigimos que esto no se naturalice, que nuestras demandas para acabar con la violencia sean parte de la política de las centrales de Trabajadores como las CTA y CGT y se convoque a una jornada nacional de lucha. Por otra parte, exgimos al gobierno nacional presupuesto para sostener la asistencia económica, psicológica y jurídica a las mujeres víctimas de violencia de género y el desarrollo de una Campaña nacional educativa por los medios de prensa y escuelas.

No queremos más Evelias, ni María Eugenias, ni Paolas, ni Melinas ni tantas compañeras silenciadas que pierden su vida en este sistema patriarcal y de opresión.

Responsabilizamos por todo esto, en primer lugar al Estado y a su justicia patriarcal absolutoria de femicidas. Exigimos justicia por Evelia, María Eugenia y todas las mujeres asesinadas.

Es necesario una verdadera campaña contra todo tipo de violencia, y la urgencia de la licencias para todas las compañeras en situación de violencia.

Organicemosnos desde las escuelas junto a nuestras alumnas, madres, familias!

Basta de violencia a las mujeres, ni una muerta más!